miércoles, 16 de diciembre de 2020

¿CÓMO AFRONTAR EL FRACASO LABORAL?


“El fracaso es parte de la vida; si no fracasas, no aprendes, y si no  aprendes, no cambias”. Paulo Coelho 


A veces las cosas no salen como queremos y sentimos que fracasamos en la vida.  Puede ser desde que una relación se termine, un proyecto que habíamos iniciado de  pronto no prospere, que nos echan del trabajo, que una amistad al final no funcione, por una traición, hay mil maneras en las que podemos sentir que fracasamos en la  vida. Todas ellas nos hacen vulnerables, nos hacen sentir dolor y también nos hacen  replantearnos un poco nuestra vida en ese momento, y también nos hacen pensar ¿Cómo queremos vivir nuestra vida de ahora?. Nos hacen por supuesto rediseñar  nuestra vida. 

Hay muchas situaciones donde de pronto tienes todas las posibilidades para lograr  tus objetivos. Sin embargo, la voz oscura del interior te dice “pero y si no te sale” o  la voz exterior de alguien te dice “mejor no lo hagas” y eso se convierte en un límite  o en una frontera. Si no te atreves a cruzar, no vas a poder descubrir cuántas  posibilidades hay de llegar al éxito. 

Los dos caminos  

Los dos caminos que se abren a partir de haber pasado por el fracaso, ¿Cuál es el  camino que vas a tomar? porque si a ti te interesa y te gusta, vas a investigar, pero  si resulta que tú consideras que es una pérdida de tiempo, lo vas a dejar. 
La primera lección del fracaso nos ahorra tiempo vital y nos determina por donde  seguir caminando en la vida. ¿Qué nos gusta y qué no nos gusta? 


El miedo 

Es natural experimentar miedo en determinadas situaciones; contrariamente a lo  que muchas personas creen, el miedo no representa debilidad. En vez de eso, el  miedo funciona como una manera de preservar a nuestra especie, procurando que  evitamos exponernos a situaciones peligrosas. 
Pero, paradójicamente, el miedo puede volverse en nuestra contra. Cuando nuestros miedos son irracionales, es decir, que no responden a situaciones realmente  peligrosas para nosotros, se vuelven miedos limitantes.  








1. Reconoce tus propias emociones

El reconocimiento de las propias emociones es indispensable para enfrentar el miedo  al fracaso. Cuando somos capaces de reconocer que estamos sintiendo  miedo podemos hacerle frente de una manera mucho más efectiva que cuando nos  rehusamos a aceptarlo. Vencer el miedo al fracaso empieza por ser capaz de analizar  la situación de la que partimos y explorar esas fuentes del miedo, lo que hace que  un proyecto nos haga temer o nos haga sentir angustia. 

2. Identificar el foco exacto de temor 

Debemos identificar qué es exactamente lo que motiva nuestro miedo, qué parte  exacta del proceso es la que nos genera ansiedad y angustia. Una vez logres precisar  el motivo real de tus temores sabrás cuáles son los aspectos para mejorar. Se trata de  analizar desde lo más general hasta lo más específico para dar con nuestro talón de  Aquiles, el que conoce sus miedos se hace más fuerte. 

3. Transforma tu forma de pensar 

Cuando pensamos que el fracaso nos perseguirá a todas partes, y que no hay nada  en lo que podamos destacar, debemos detenernos un momento y analizar con  detenimiento nuestra situación ¿Tienen sentido estos pensamientos? ¿Qué me  impide realmente alcanzar el éxito? Cuando te des cuenta de que el principal  obstáculo entre el éxito y tú son tus propios pensamientos habrás avanzado en tu  camino para superar el miedo a equivocarte. 
Todos los días se tiene éxito en algo. Si ves el fracaso como una oportunidad de  aprendizaje para el éxito futuro, lo aprovecharas. 

4. Planifica metas realistas 

Las metas realistas nos alejan de la probabilidad del fracaso estrepitoso, en la medida  que planifiquemos nuestras metas de forma más asertiva comenzaremos a ver más  realizable nuestro éxito y en consecuencia se reducirá el miedo a fracasar. Evalúa  los recursos de los cuales dispones y trabaja en función de ellos. 
Establecer un calendario, dividir unos objetivos generales en otros más específicos,  etc. Si por el contrario nos fijamos metas irrealizables, terminaremos frustrados asumiendo la idea de que nada nos sale bien. Se debe buscar un equilibrio entre el  estado presente y aquello que puede ser conseguido con los medios disponibles  ahora. 



Asesórate con nuestros consultores y coaches expertos en empleabilidad ,ingresa tus datos de contacto en el siguiente link:











No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cómo mejorar mi marketing personal y empleabilidad?

¡Tu imagen es tu carta de presentación! Con respecto al marketing personal, ¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta? ...