sábado, 25 de julio de 2020

La Inteligencia Emocional y su importancia en procesos de empleabilidad

“Las habilidades blandas y la inteligencia emocional constituyen elementos que hacen la diferencia a la hora de analizar la empleabilidad de los ejecutivos.”

Todos hemos oído hablar de ese concepto tan actual que es la inteligencia emocional. Pero ¿realmente sabes lo que implica en lo relativo al entorno profesional? ¿Eres consciente de la importancia de la inteligencia emocional en el trabajo?

Comencemos por aclarar qué es la inteligencia emocional. Se trata sencillamente de la capacidad de una persona para gestionar sus propias emociones (inteligencia emocional intrapersonal) y las emociones de los demás (inteligencia emocional interpersonal).

Teniendo en cuenta que las emociones son el motor en cualquier acción de cualquier persona, se expresen con mayor o con menor intensidad, queda claro la influencia de la inteligencia emocional en el trabajo.

¿Y qué tienen que ver las emociones y la inteligencia emocional en los procesos de empleabilidad? La verdad es que mucho, así que vamos a intentar compartirte por qué es importante conocerte a ti mismo y gestiones tus emociones.

Muchas personas en desempleo, tras pasar por esa primera fase de shock, por no entender cómo les ha podido pasar esa fase, por el vértigo que supone ese abismo enorme que algunos llaman erróneamente “paro” (ya que el proceso de búsqueda de empleo requiere de muchísima energía y “parados” no se encuentran). 

Cuando ya aceptas tu nuevo status y decides que tienes que actuar, encuentran que tienen que comenzar esta fase de acción como un juguete roto.

Tu autoestima está dañada, tus emociones al límite, tu objetivo desenfocado…. Aquellos que habías pasado por estas situaciones seguro que te podrás sentir identificado en algún punto. Pero debes sabes actuar ante esta situación y cuanto antes mejor.

Por ende, faltan profesionales integrales, que además de un gran desarrollo técnico y cognitivo, posean buenas relaciones interpersonales, capacidad de liderazgo, dominio de idiomas y competencias para el trabajo en equipo.

Todas estas habilidades son fundamentales, especialmente en un contexto global dinámico en el cual las empresas están cada vez más buscando ejecutivos con mayor capacidad adaptativa, tolerancia a la frustración y orientación hacia el logro.

Tú como todo un profesional estás hecho de aptitudes y actitudes que te van a ayudar a encontrar ese nuevo proyecto de empleo que estás esperando y no hay tiempo que perder.

Y ahí están tus emociones: el miedo, la vergüenza, la ira, la baja autoestima que influyen enormemente en tus actitudes cuando buscas un puesto de trabajo y te enfrentas a una entrevista.

Si tienes miedo no mostrarás seguridad a la hora de optar por una posición en una empresa, si generas ira y culpas a los demás por tu situación no pasarás a la acción para encontrar un puesto de trabajo, y si tu autoestima está baja es improbable que muestres una actitud optimista y motivada a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo.

Es por eso que conocer y entender tus emociones, gestionarlas adecuadamente y transformar las negativas en positivas cobran especial importancia en procesos de empleabilidad.

No puedes dejarlas de lado nunca y más en situaciones de procesos de búsqueda activa de empleo.

Vamos a ver cómo estas capacidades de gestionar las emociones propias y las de los demás pueden influir en el trabajo de una persona.

Autoconocimiento

El autoconocimiento es la capacidad de conocer cómo las emociones funcionan en uno mismo. Hay personas en las que el estrés se manifiesta a través de mareos y hay personas en las que se manifiesta sencillamente con un ligero calor. Volverse consciente de estos aspectos ayuda a desarrollar el autoconocimiento.

Si sabes cómo funcionan las emociones en tu cuerpo, sabrás cómo, por qué y cuánto te afectan, qué situaciones las provocan y cómo evitar que emociones como el estrés o la frustración no impidan realizar tu trabajo.







En resumen: a una persona sin autoconocimiento le faltará un eslabón clave para rendir al 100% en su trabajo.

Autocontrol

Una vez que una persona se conoce a sí misma, puede controlarse, pero no al revés. Por eso el autoconocimiento es previo al autocontrol.

Por tanto, la inteligencia emocional en el trabajo exige primero que una persona sepa cómo y por qué le afecta el estrés y después cómo controlarlo, por ese orden. Esto se aplica a todas las emociones dolorosas: frustración, rabia, abatimiento, desmotivación, etc.

Imagina cómo sería una persona que no controla su nerviosismo o su ira en el momento de una reunión comercial con un cliente.

Automotivación

Una vez que eres capaz de controlar tus emociones dolorosas que experimenta tu cuerpo, podrás potenciar tus emociones placenteras. Hablamos de motivación, pasión, ilusión, ganas…

El cerebro humano evolucionó para evitar primero el dolor y, cuando este se encuentra lejos, acercarse al placer.

Es decir, que el cerebro de una persona estresada o desmotivada estará centrado en mitigar esas emociones dolorosas y no podrá centrarse en realizar un trabajo con ilusión, entregar una sonrisa sincera y una conversación alegre a un cliente o generar ideas creativas. Un nuevo ejemplo de cómo influye la inteligencia emocional en el trabajo.

Estos tres pasos, autoconocimiento, autocontrol y automotivación, forman lo que se conoce como inteligencia emocional intrapersonal. Una vez que esta se encuentra estable, podemos pasar a la inteligencia emocional interpersonal.

Empatía

La empatía implica saber qué sienten otras personas y conocer cómo les afecta una emoción determinada. Sin embargo, como decíamos, solo puede alcanzarse si la inteligencia emocional intrapersonal está bajo control. Si una persona no sabe descubrir sus propias emociones, difícilmente podrá detectar las de los demás.

Piensa en lo que la empatía supone para la inteligencia emocional en el trabajo. Una persona empática puede descubrir con facilidad si un cliente se sienta inseguro, nervioso o si desconfía de algo. Y esto, obviamente, es una información excelente para llegar al segundo escalón de la inteligencia emocional interpersonal, que veremos a continuación.

Gestión social

Si eres una persona empática, una vez que has descubierto lo que la otra persona siente, podrás influir en sus emociones. La gestión social es el equivalente en interpersonal del autocontrol y de la automotivación: ayudar a otras personas a controlar sus emociones dolorosas e impulsarles a potenciar sus emociones placenteras, motivándoles.

Está claro que las personas que son capaces de influir en los demás tienen una excelente capacidad de gestión social. Los profesionales motivadores, persuasivos, seductores, que generan confianza, que cierran una gran cantidad de acuerdos comerciales, etc. son personas que han desarrollado su inteligencia emocional en el trabajo de forma exitosa y pragmática. Sin embargo, no debes olvidar que han podido desarrollar su capacidad de gestión social gracias a haber entrenado antes su inteligencia emocional intrapersonal.

Ahora ya conoces los pasos para desarrollar la inteligencia emocional en el trabajo. De ti depende empezar a recorrer el camino.


Asesórate con nuestros coaches y expertos, ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html








jueves, 23 de julio de 2020

La importancia de conocernos a nosotros mismos


Antes de empezar, vamos a reflexionar sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué es necesario conocer bien nuestras características personales antes de comenzar la búsqueda de empleo?
  • ¿Cuáles son las principales características en un/a empleado/a demandadas por las empresas?

Realiza un análisis FODA sobre nuestra situación profesional. Una vez realizada la matriz DAFO, y a partir de ella, vamos a establecer las estrategias que podemos utilizar para mejorar nuestra empleabilidad. Para ello, vamos a realizar una estrategia CAME. Debes establecer el puesto de trabajo al que desearías optar, será tu objetivo, éste debe ser posible y motivador. 

Posteriormente describirás el itinerario formativo (los estudios que debes realizar) para tener las mejores opciones para alcanzarlo. Completa un listado con, al menos, diez empresas relacionadas con tu objetivo profesional (empleo deseado), indicando para cada una su nombre, dirección, teléfono, e-mail y otros datos interesantes como su perfil en redes sociales o página web.

El autoanálisis es un paso previo a la hora de conseguir empleo que nos permite conocer a detalle en qué nos desempeñamos mejor y en qué no, antes de ingresar al mundo laboral.

Aspectos clave que debes tener presente a la hora de preparar el autoanálisis:

Actitudes:

  • Trabajo por objetivos
  • Es más importante el trabajo que la familia
  • El dinero es más importante que el trabajo
  • Necesidad de compañía y reconocimiento
  • Valoración de la seguridad y estabilidad
  • Aceptación de retos en grupo o en solitario
  • Capacidad de decisión
  • Tener responsabilidades
  • Tener habilidades

Aptitudes:

  • Facilidad para investigar y resolver problemas
  • Capacidad de liderazgo
  • Capacidad para trabajar en equipo
  • Talento para planificar y organizar el trabajo
  • Minuciosidad

Hábitos – disposición:

  • Disponibilidad para viajar
  • Movilidad geográfica
  • Preferencias horarias (jornada flexible, intensiva)
  • Ser capaz de renunciar a ciertos aspectos familiares, afectivos.
  • Interés por seguir formándose

Competencias personales

Conocimientos, habilidades y destrezas que tiene una persona para comprender, transformar y practicar en el mundo en el que se desenvuelve. Son aquellas no vinculadas a una profesión o puesto de trabajo, pero que permiten mejorar el encontrar trabajo y desarrollar eficazmente un trabajo.

Confianza, tenacidad, constante, responsabilidad, autodisciplina, motivación para los retos, flexibilidad, asertividad, espíritu de equipo, empatía, liderazgo, fuerza mental, espíritu crítico. ¿Cómo adquirimos estas competencias?

A través de la formación reglada y no reglada (Formación para el empleo, formación continua, formación profesional). Estas competencias se adquieren por haber ejercido una profesión, por desarrollar un trabajo. Actualmente la experiencia en un determinado trabajo puede “convalidarse” (acreditarse) por la realización de estudios oficiales. Este proceso se denomina “Acreditación de competencias profesionales”.

La sinceridad con que se realiza el análisis del perfil determina la posibilidad de encontrar empleo: Saber qué queremos hacer, cuáles son nuestros conocimientos.

Conocimientos: Es importante ser conscientes de todos los conocimientos con los que se cuenta para poder trazar un itinerario formativo, en qué debemos formarnos.

Destrezas y actitudes: El saber viene determinado por los conocimientos y por todo aquello que nos capacita para desempeñar un puesto. Así mismo las actitudes, el comportamiento en el entorno laboral y las habilidades para relacionarse laboralmente son muy apreciadas.

¿En qué quiero o me gustaría trabajar?

Se trata de que seas tú quién piense y se imagine el tipo de trabajo que te gustaría realizar. Para ello deberás tener en cuenta tu formación, la situación del mercado de trabajo en nuestro entorno más inmediato, las posibilidades que te ofrece el centro académico en el que te encuentras, tus contactos de familiares, amigos y conocidos.

Para ello, te recomendamos hacerte las siguientes preguntas: ¿Cuáles son mis intereses laborales? El tipo de trabajo que me gustaría realizar, ¿Preferirías trabajar solo o en equipo?, ¿Prefieres un trabajo rutinario (repetitivo, predecible) o bien cambiante (que con frecuencia hagas algo nuevo, variado)? ¿Trabajo con responsabilidades o sin responsabilidades?, ¿Qué tipo de responsabilidades, personas, materiales o dinero?.

¿En qué tipo de empresa te gustaría trabajar? Servicios, industrial, pequeñas empresas, Gran empresa, como autónomo, crear mi propia empresa, ¿Qué condiciones de trabajo estás dispuesto a aceptar? En cuanto a horarios mañana, tarde, noche, En cuanto a jornada descansos entre semana, jornada de lunes a sábado.







En cuanto a movilidad geográfica ¿Estás dispuesto a salir de tu comunidad autónoma, a trabajar de un lugar a otro?, En cuanto a salario ¿Por cuánto trabajarías como mínimo?, ¿Tienes una idea clara de lo que habitualmente se cobra en tu puesto de trabajo ideal? ¿Por cuánto sueldo menos estás dispuesto a trabajar para intentar adquirir más experiencia e ir mejorando?

Perfil de puesto

Cada puesto requiere cumplir unas cualidades específicas que están relacionadas con las características de las actividades y tareas que se tienen que realizar y que debes conocer en función del sector profesional en que se encuadra tu formación técnica. El perfil de cada puesto de trabajo también está compuesto por cualidades generales y específicas.

Perfil general

Aspectos más valorados por las empresas en la actualidad: 

  • Capacidad para: Adaptarse a los cambios, reconocer oportunidades de mejora, resolver problemas, trabaja en equipo y aplicar en la práctica los conocimientos adquiridos. 
  • Reconocer oportunidades de mejora.
  • Disposición para: Participar en los objetivos de la empresa, aceptar desplazamientos y traslados si es necesario.
  • Creatividad
  • Entusiasmo
  • Enfrentarse a los problemas superando obstáculos.


Perfil específico

La titulación, en un ciclo formativo determinado, capacita para desempeñar las actividades de una profesión concreta. Información básica para el análisis del perfil específico:

Descripción del perfil correspondiente a la familia y titulación.

Funciones y tareas para realizar.

Formación y conocimientos relacionados.

Situación de la profesión en el mercado de trabajo.

¿Cómo sería mi trabajo ideal?

  • Que sea un trabajo estable (no temporal).
  • Que sea un trabajo que no se requiera viajar mucho.
  • Que me permita conocer gente.
  • Que sea un trabajo de calle.
  • Que se gane bastante dinero.
  • Que haya buen ambiente de trabajo entre los compañeros.
  • Que ofrezca posibilidades de formarme y aprender más.
  • Que me permita tener algo de iniciativa y autonomía.
  • Que sea un trabajo valorado y/o envidiado por los demás.
  • Que me permita tener tiempo libre.
  • Que sea un trabajo interesante y variado.
  • Que sea un trabajo útil para la sociedad.
  • Que no tenga que tomar decisiones por mi cuenta.
  • Que haya buenas condiciones físicas de trabajo (no pasar frío o calor, tener riesgos de accidentes, requerir mucho esfuerzo físico).

Análisis comparativo y plan de acción 

El objetivo es comprobar la coincidencia entre formación, cualidades y características asociadas al puesto de trabajo al que se quiere acceder y el perfil personal y profesional de partida. La finalidad es detectar lagunas en el historial personal y profesional para poder realizar una estrategia que nos permita mejorar.

El autoanálisis permite que nos planteemos qué hacer, qué cursos de formación pueden complementar nuestros conocimientos, informática, idiomas. Son las acciones que conformarán el plan de actuación.

Formación a lo largo de la vida

La formación a lo largo de la vida es un proceso de transición continuo que tiene la finalidad de mejorar los conocimientos, las competencias y actitudes a nivel personal, cívico, social y de empleo. 

Existen diferentes modalidades a través de las cuales podemos alcanzar el conocimiento y las competencias necesarias para desempeñar el trabajo: 

  • Aprendizaje formal
  • Aprendizaje informal

Asesórate con nuestros coaches y expertos, ingresa tus datos de contacto en el siguiente link:

https://iboutplacement.com/contactenos.html













 




lunes, 20 de julio de 2020

Integración al nuevo empleo, Coaching On Boarding


¿Cómo te integras a tu nuevo equipo de trabajo?

Todos han pasado por el nerviosismo que provoca enfrentar el primer día en un nuevo trabajo. Preguntas como: ¿Viviré realmente un buen ambiente laboral? ¿Causaré una buena impresión entre mis pares? ¿Seré bien recibido por mi jefe y compañeros? se vienen a la mente incluso desde los días previos. 


Estos cuestionamientos tienen que ver con que sentirse cómodo y feliz en el empleo pasa, habitualmente, por la manera en que se establecen las relaciones entre colegas, por lo que integrarse y formar parte de un equipo en el que encajen todas las piezas será de gran ayuda para llegar al éxito individual y colectivo.

Si las personas se sienten impulsadas por un buen ambiente y tienen un reparto inteligente de las labores, las tareas se llevarán a cabo de forma más completa y eficaz. Conocer y comprender los diferentes roles que habitualmente se crean en los equipos debe ser el primer paso para poder integrarse en ellos. Una vez identificadas las características de este entorno, cada uno se podrá ubicar de la mejor manera dentro de la dinámica grupal, lo que incrementará la confianza, el autoconocimiento y la comprensión mutua, sostienen.

4 maneras en las que ayuda el on Boarding para retener al talento humano

Para los nuevos empleados los primeros días y semanas en la oficina son cruciales, ya que determinan si la empresa es de su agrado y desean desarrollarse y hacer carrera en ella. Por ello, es muy importante que las organizaciones tomen consciencia sobre la importancia de este tema e implementen el on Boarding para retener al talento humano.

El on Boarding, también conocido como proceso de integración, son todas las estrategias que se llevan a cabo para garantizar que los nuevos ingresos se adapten a sus actividades con éxito. Sin embargo, hoy día contamos con estadísticas bastante impresionantes que sin duda, desafían a los reclutadores a desarrollar mejores estrategias.

Cuando las empresas no logran optimizar su proceso de integración, la cultura, el desempeño, la retención y el compromiso se ven afectados. Las organizaciones con un fuerte proceso de integración mejoran la retención de nuevos empleados y la productividad de éstos. Las compañías con programas débiles del on Boarding pierden la confianza de sus candidatos y son más probables perder estas personas en el primer año.

El proceso de on Boarding debe ser un plan estratégico,  la mayoría de los profesionales de recursos humanos cometen el grave error de pensar que el proceso de integración es solamente completar el papeleo y presentar al nuevo empleado, pero la realidad es completamente otra. Las organizaciones, deben enfocar esfuerzos en crear soluciones que incorporen las mejores prácticas y tendencias para mantener dentro la compañía a los mejores colaboradores, aumentar su compromiso, acelerar sus capacidades y contribuir con el éxito de la empresa y de ellos mismos.

1. Hace que los nuevos empleados se sientan bienvenidos
Cultivar la lealtad de los colaboradores es cada vez más importante y necesario en las empresas y un programa de on Boarding para retener al talento humano puede ayudarte a hacerlo. Estos programas permiten fomentar la conexión entre sus compañeros de trabajo, haciéndoles sentir bienvenidos y cómodos con las personas que le rodean.

Los nuevos empleados necesitan sentirse parte de la empresa y tener educación acerca de la jerarquía de la organización para que sepan cómo su trabajo afecta el desempeño de la empresa en general. Actividades de on Boarding tan simples como colocar un organigrama en la sala de descanso con imágenes, nombres y títulos para cada miembro del personal, pueden promover una comprensión de cómo un empleado contribuye a la imagen general y hacerlo sentir como en casa.













2. Permite convertir a los nuevos ingresos empleados dedicados y productivos
Saber cómo ayuda el on Boarding en la retención laboral hará la diferencia para cualquier empresa. Los líderes empresariales se preocuparán por dar una gran bienvenida a sus nuevos empleados, no sólo buscando su éxito individual, sino la permanencia de éstos en la compañía. Cuando un colaborador es tratado como un contribuyente valioso desde el primer día en la oficina, las probabilidades de que se convierta en un empleado dedicado, comprometido y productivo es aún mayor.

3. Les permite identificarse con la empresa
Para que un empleado se mantenga por mucho tiempo en la compañía debe identificarse con los valores, misión, visión y cultura de ésta.
Los procesos de on Boarding ayudan a retener el talento porque les enseña a los nuevos empleados todo lo que necesitan saber sobre la cultura organizacional. Los esfuerzos de integración garantizan que los empleados se sientan cómodos en sus puestos de trabajo, entiendan perfectamente sus funciones y cómo estas se relacionan con la operación y éxito del negocio.

4. Educa a los nuevos empleados sobre el flujo de trabajo del negocio
Una de las razones por las cuales los empleados tienden a renunciar a sus puestos durante el primer año es porque no logran dominar los procesos de la compañía o simplemente no consiguen entenderlos.

Enseñar a los empleados sobre cómo funciona su departamento y cómo su trabajo encaja en los procesos de la empresa es más que importante y esto es algo que puede lograrse a través de un on Boarding efectivo.

Un estudio reciente señala que más del 80% de los nuevos empleados deciden, durante el primer año en que son contratados, si les interesa formar parte de la empresa a largo plazo. Es por eso que es necesario implementar una buena estrategia de On Boarding para retener al talento humano y formar un equipo de trabajo comprometido y eficiente para tu compañía.

Desarrollar planes de on Boarding puede ser más importante de lo que parece y esto no solamente tiene que ver con dinero, perder empleados puede afectar la cultura, la satisfacción, la productividad e información privilegiada sobre la organización.

Cuando no prestas atención a los procesos de integración los nuevos ingresos tienden a sentirse confundidos, desanimados y abrumados lo cual evidentemente, hace que terminen renunciando a su puesto. Por eso es importante que mientras la tentación de los empleados por cambiar de trabajo aumenta, mejores la gestión para demostrarles el valor de tu empresa.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en Outplacement e ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html




























viernes, 17 de julio de 2020

De la crisis a la resiliencia: ¿Cómo se están encarrilando los Países Latinoamericanos?


"Las organizaciones que son expertas en la gestión de crisis adoptan un enfoque metódico para mitigar posibles crisis y gestionar las que sí surgen, centrándose tanto en la preservación como en la valorización"

Diversas investigaciones han aportado evidencias de que las personas con resiliencia, incluso en las situaciones más adversas tienden a poseer ciertas habilidades emocionales básicas: sociabilidad, auto-confianza, optimismo, resistencia al fracaso y a la frustración, la habilidad de superar rápidamente los contratiempos y una "naturaleza fácil".

Tienen una "naturaleza fácil" aquellas personas con las cuales es fácil relacionarse; son sociables y flexibles. Hay personas que parece que transmiten energía positiva, que estar con ella es reconfortante, a pesar de las adversidades. Todo esto tiene mucho que ver con la inteligencia emocional.

En tiempos de crisis se impone formar (o entrenar) personas para que sean más resilientes. Lo cual significa educar en competencias emocionales que permitan reconvertir la adversidad en perspectivas de futuro caracterizadas por la esperanza, ilusión, optimismo, compasión y amor.

La resiliencia es caminar a través de la adversidad y salir reforzados. Caer siete veces y levantarse ocho.

Una de las principales noticias del año es la capacidad demostrada por la mayoría de países latinoamericanos para paliar y superar los efectos de la crisis.

El término resiliencia se puso de moda hace diez años cuando la crisis económica comenzó a azotar a algunos países. Una persona resiliente tiene una habilidad natural para aceptar la adversidad y saber gestionarla de forma positiva.

La crisis supone un contexto en que los patrones vigentes son rotos por acontecimientos imprevistos. Esto ocasiona un trastorno que provoca perjuicio para muchos y beneficios para aquellos pocos capaces de transformarla en oportunidad.

De acuerdo a una encuesta,  los resultados se desprende que los franceses son las personas menos resilientes, y los chilenos, los que mejor se adaptan a los contratiempos vitales.

En la actualidad, existen cada vez más países que capacitan a sus empleados en el perfeccionamiento de la resiliencia con el propósito de que todos se superen, no sólo en las competencias técnicas sino en lo emocional para mejorar el clima laboral y poder enfrentar cualquier crisis.

Los desafíos que proponen los lugares de trabajo, en la actualidad, suponen una gran carga de tensión para la mayoría de las personas.

Fomentar la capacidad de ser resilientes, significa atravesar los desafíos con la mayor naturalidad posible, mantener el buen nivel de relaciones interpersonales, el desempeño, la productividad, a pesar de las dificultades, competencias claves que muchas organizaciones se han propuesto fomentar entre su gente.





La resiliencia no es solo un concepto más dentro de la psicología laboral, sino que es una gran herramienta que otorga una ventaja competitiva a la empresa, para atravesar situaciones que generan frustración y resistencia, de manera positiva, convirtiendo a cada momento difícil en una oportunidad de crecimiento.

Es por ello que muchos países utilizan la resiliencia como base primordial para un buen manejo de su organización.

“Frente a la incertidumbre, las empresas requieren contar con profesionales resilientes que, entre otras características, se adapten rápidamente a los vaivenes del entorno, para enfrentar de mejor forma los nuevos escenarios y desafíos”

Algunos países Latinoamericanos usan la resiliencia porque les aportan una gran ayuda a sus ciudadanos en el ámbito laboral y les da beneficios como:

       Mejor autoimagen y autoestima.
       Se juzgan menos a sí mismas y a los demás.
       Son gente optimista.
       Son gente que toma riesgos.
       Se mantienen más sanas.
       Suelen tener éxito en los estudios y trabajo.
       Tienen un nivel de bienestar general bastante positivo.
       Son menos predispuestas a la depresión o ansiedad.
       Ayudan a los demás a ver el vaso “medio lleno”
       Son de inspiración para otros.


Muchas personas viven demasiados cambios y demasiado rápidos. La “personalidad del superviviente”, es la que le permite a las personas y organizaciones afrontar las adversidades y adaptarse a los cambios. Es su compromiso en desarrollar métodos de resistencia que le resulten útiles lo que determina su éxito.

Hay quienes se adaptan mejor a los grandes cambios o crisis que presenta la vida, llevan su situación con entereza y consiguen salir de ellas con mayor facilidad, aprendiendo y creciendo durante el proceso.

El buen resultado de una crisis es que puedes salir de ella fortalecido y creciendo emocionalmente.

Para lograr la capacidad de poseer una personalidad resiliente, es importante enfocarte en los aspectos más positivos de tu personalidad y poner énfasis en tu fuerza interior, apelando a una autoconfianza que quizás no creas poseer.

Una personalidad más adaptable suele ser el resultado de una crisis superada y la mejor arma para resistir posteriores embates de la vida.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en empleabilidad en tiempos de crisis e ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html




¿Cómo mejorar mi marketing personal y empleabilidad?

¡Tu imagen es tu carta de presentación! Con respecto al marketing personal, ¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta? ...