viernes, 26 de junio de 2020

Gestión emocional frente al cambio


¿Gestión Emocional?
La gestión emocional muestra la habilidad de una persona para conocerse a sí misma, controlar sus estados de ánimo, tener una gestión eficaz de sus emociones para poder vivir con una mayor serenidad.

Este autoconocimiento también es la base para potenciar las relaciones personales positivas. El concepto de gestión emocional muestra la habilidad de aquellas personas que son dueñas de sus emociones y no esclavas, es decir, no viven condicionadas por sus impulsos de cada momento, sino que a través del propio conocimiento se comprenden mejor a sí mismas.

Es importante hacer una distinción vital en este tema, gestión de las emociones no implica para nada “control de las emociones” que muchas veces termina en un proceso de negación o supresión de los impulsos que determinadas emociones generan en ti, estos procesos de supresión únicamente van a fortalecer los ciclos negativos que puedan causarte.

De hecho, un punto vital para los procesos de autoconocimiento emocional es precisamente no controlar las emociones, en lugar de eso, observarlas y fluir para poder transmitirlas.

«Como seres humanos, todos queremos ser felices y estar libres de la desgracia, todos hemos aprendido que la llave de la felicidad es la paz interna. Los mayores obstáculos para la paz interna son las emociones perturbadoras como el odio, apego, miedo y suspicacia, mientras que el amor y la compasión son las fuentes de la paz y la felicidad»


Para lograr la gestión de las emociones debes llevar a cabo una serie de procesos internos previos, estos te van a servir para identificar las emociones, qué detonantes las generan en ti, qué síntomas causan, cómo manejarlas de la mejor manera y finalmente, qué beneficios puedes sacar de cada una de ellas.

Recuerda que no son solo las emociones “positivas” las deseables, incluso la tristeza hace una revelación.

Veamos cuál es el proceso correcto para fortalecer tu gestión emocional:

  • Lo primero que debes vivir es la etapa de experimentación, esto consiste en permitir sentir una emoción fuerte, en lugar de controlarla, es necesario vivirla para traspasarla.
  • Siempre que decides suprimir una emoción pensando que eso te dará “control emocional” solo estás repitiendo su ciclo. Otra alternativa es que surja una emoción sustitutiva para desconectarnos del malestar inicial. En cualquier caso, al rechazar una emoción, está regresará con más fuerza tarde o temprano.
  • Permítete observar tus impulsos emocionales. Esto puede resultar algo incómodo y te va a sacar por completo de lo que es tu “zona de confort emocional”. Sé paciente.
  • Cuando has sentido plenamente tus emociones es momento de analizar qué es realmente lo que sucede en ti, se trata de observarte sin juzgarte, sin culparte.
  • La clave de la inteligencia emocional es el autoconocimiento así que observarte durante los episodios más intensos va a ayudarte.
  • La aceptación es lo que sigue, el entender que tus emociones son una consecuencia de tus pensamientos.
  • No es sencillo, tampoco es rápido, pero recuerda que los resultados son para toda la vida. Vivir desde la paz interior merece la pena.


¿GESTIÓN DEL CAMBIO?

La Gestión del Cambio es, cada vez menos, un aspecto puntual en la cronología de una organización, y más un proceso que debe incorporarse en el día a día de la misma. Para gestionar el cambio de manera ágil y eficaz, los líderes deben contar con la información idónea en el momento oportuno.












Es así que surge la gestión del cambio, un enfoque sistemático que se encarga de lidiar con la transición o transformación de los objetivos, procesos y tecnologías inmersos en una empresa. Tiene como propósito implementar estrategias para efectuar el cambio, controlarlo y ayudar a los colaboradores a adaptarse al mismo. Estas estrategias incluyen un procedimiento estructurado para realizar la transformación, así como un mecanismo para responder a las solicitudes y darles seguimiento.

¿Por qué implementar la gestión del cambio en una empresa?

Aumenta el éxito de proyectos e iniciativas. 
Además, mejora la capacidad de una organización para adaptarse a los cambios constantes que sufre el mercado. 

Permite aprovechar el talento humano.
 Al estandarizar la consistencia y eficiencia del trabajo, la gestión del cambio se asegura que el activo de los colaboradores no sea pasado por alto. A medida que se producen cambios en la compañía, los empleados son capacitados para comprender sus nuevos roles y construir una cultura orientada al cambio.

Garantiza el crecimiento organizacional.
La gestión del cambio fomenta la estabilidad, posicionamiento y el crecimiento futuro de la empresa, al permitirle permanecer dinámica en el mercado.

Facilita los periodos de cambio comercial. 
Permite a las compañías mantener un estado constante de evolución. De este modo, los trabajadores permanecen motivados y productivos durante la introducción de nuevas tecnologías o procedimientos.

Aumenta la moral de los empleados. 
Impulsa la creación de equipos de trabajo y el enriquecimiento laboral. Gracias a estos factores, la productividad y la calidad de trabajo se ven beneficiadas, reduciendo los ciclos de producción.

Reduce los costos de una organización. 
Al tener colaboradores preparados para los cambios que se llevarán en los procesos, las empresas no necesitarán contratar personal externo. Eso permite la disminución de costos y la retención y satisfacción de los empleados.

La gestión del cambio es un procedimiento complejo que requiere una planificación detallada y con metas definidas. Para desarrollarla de manera efectiva, es importante que las compañías trabajen de la mano con sus colaboradores, ya que son ellos los que empezarán a implementar los cambios en los procesos. Tenerlos en cuenta no solo los mantendrá motivados, sino también fomentará el alcance de los objetivos estratégicos.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en gestión comercial, ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html





























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cómo mejorar mi marketing personal y empleabilidad?

¡Tu imagen es tu carta de presentación! Con respecto al marketing personal, ¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta? ...