lunes, 15 de junio de 2020

¿Cómo convertir mis redes de contacto en redes de confianza?



Existen profesionales que cuentan con una red de contactos muy extensa e incluso procuran hacerla crecer cada vez más, con el fin de tener más oportunidades laborales. Estas personas suelen decir la famosa frase "Yo conozco mucha gente" o "Sé de un amigo" y, de hecho, que bueno que sea así. Es muy importante tener muchos contactos y más aún, si estos contactos te conocen muy bien, a tal punto de decir por sí mismos en qué eres bueno, dónde trabajas, cómo te desenvuelves laboralmente, qué posición buscas en el mercado y qué ofreces para que una empresa se interese por ti.

Si nuestro objetivo es lograr que nuestra red de contactos tenga un impacto positivo en el desarrollo de nuestra carrera profesional, es importante cultivar más relaciones sociales y contar con una actitud de éxito y entusiasmo constante que nos permita convertir a nuestra red de contactos en una red de confianza.

La importancia que tienen los contactos en un escenario laboral de ofertas invisibles que no son casi conocidas, causa que muchas de las estrategias de búsqueda de empleo sean ineficaces. Es por ello, que es fundamental crear vínculos genuinos con tu red de manera permanente, convirtiendo a tu red de contactos en una importante red de confianza, que es tan necesaria para crecer de forma profesional y social.


Ahora, si el networking es primordial, ¿En dónde quedan los más Senior que pierden un empleo e inician con una nueva búsqueda? ¿Cómo han de ser sus estrategias? Si sus redes de contactos son más eficaces y sostenibles que las de los Millennials, ¿Vale la experiencia o hace falta mucha más?

“La realidad más común y triste que sucede en algunas personas, es que no se dan cuenta del descuido que realizan hacia sus redes que, por desgracia, aunque no lo parezca, resulta más habitual de lo que podemos imaginar”

Para saber construir un mundo de relaciones, debemos entender los diferentes canales y adquirir competencias digitales que nos permitan entender el funcionamiento de las redes para tener éxito.

“Una buena red de contactos es algo que se debe cuidar todos los días, no sólo cuando la necesitas o cuando te quedas sin trabajo. Si no lo haces, tus redes de contacto deducirán que solo los necesitas por conveniencia”

Si das, recibes. Si no das, te encontrarás con indiferencias y obtendrás como respuesta el silencio.
Construir una red de contactos es un trabajo que requiere dedicación y tiempo; todo pasa por algo. Recuerda que estás en una competencia profesional en donde debes crecer y seguir avanzando.

Para comenzar a construir una red de contactos, es necesario que tengas en cuenta lo siguiente: 

La familia es nuestro contacto natural, pero ¿Cuántos de nuestros familiares conocen realmente lo que hacemos y de lo que somos capaces de hacer? En muchas ocasiones no los tomamos en cuenta, no solo despreocupándonos de ellos, sino también, no saludándolos en fechas importantes o no teniendo una plática constante con ellos en donde se toquen temas como nuestros éxitos.

Los compañeros de estudio en todos los niveles son personas que llegan a conocernos mucho; revivir con ellos recuerdos pasados en las distintas etapas de nuestra vida es agradable; sin embargo, a veces desechamos a muchos de nuestros amigos sin darnos cuenta de que cada uno de ellos desde su posición actual, puede significar un aporte y apoyo interesante en nuestra carrera profesional.

“Es importante renovar amigos, pero sin desechar a los actuales”

Los compañeros y/o excompañeros de trabajo cumplen un rol muy importante durante nuestro desarrollo como profesionales, e inclusive mucho de ellos se convierten en amigos y otros nos suelen recordar con cariño. Debemos cuidar de ellos y preocuparnos a pesar de que la relación laboral que se haya formado con el tiempo se termine, sino como una relación personal.

Los amigos de barrio, de deporte, de reuniones, del colegio de nuestros hijos o de otros medios son también personas con quienes hemos pasado buenos momentos, lo más seguro es que cada uno de ellos esté dispuesto a apoyarnos en un eventual proceso de transición laboral.



Los proveedores, clientes y stakeholders son fuente fundamental de contactos que se deben incorporar como aliados. Trátalos respetuosamente y bríndales el mejor servicio que puedas ofrecer.

“Trata como quieres que te traten”

Para beneficio de todos, las redes sociales nos facilitan este trabajo, por eso es muy importante ser constante con estos medios.

Según nuestros analistas, las actividades grupales y el manejo de las redes sociales son las formas más utilizadas para mantener vigente las redes de contacto. El 85% de los profesionales utiliza este medio para temas relacionados al trabajo y cuentan con un usuario en LinkedIn activo y actualizado, mientras que el otro porcentaje utiliza información por boca a boca.

Asegúrate de desarrollar conscientemente tu reputación online y cultiva más relaciones sociales si quieres lograr que tu red de contactos impacte positivamente en el desarrollo de tu carrera profesional.

“Es muy distinto conocer a alguien que colaborar con él” 

Lo recomendable es realizar un análisis de influencia, siguiendo a empresas y personas que sean nuestro público objetivo. Relacionarse con ellos compartiendo sus contenidos, interactuando con sus redes sociales, dejando comentarios en sus blogs, participando en grupos de debato (solo si estas empresas cuentan con uno), retwitear sus noticias si son de interés y compartir sus éxitos como si fueran nuestros. De esta manera, llamarás la atención y mostrarás la experiencia que tienes en el ámbito profesional.

“Cuando se emita una nueva invitación en LinkedIn para contactar, personalízala. Brinda un contenido que llame la atención para que, al momento de aceptarnos, sean captados por nuestro perfil laboral”

Ahora, en caso de que nos acepten, lo recomendable es nunca pedir trabajo en el siguiente mensaje. Antes de eso, se debe conocer al interlocutor, seguir su actividad y comentarla para entrar en una fase de confianza que te permita ir más allá.

Como se mencionó anteriormente, las redes sociales implican trabajo, esfuerzo, preparación y los resultados no siempre suelen ser inmediatos. Esta es una de las mayores barreras para los profesionales ya que apenas cuentan con tiempo y ganas de establecer conexiones nuevas de contacto, es por ello, que suele reducirse el círculo de trabajo habitual, y los contactos anteriores se van debilitando.

Para las personas que han perdido su empleo, el objetivo que radica en ellos es el de encontrar resultados rápidos y consideran que el networking es una herramienta de marketing personal muy lenta a comparación de las redes sociales profesionales, que suelen ser más eficaces. Se olvidan de que la conexión será más fuerte si se produce un encuentro cara a cara.

La gran ventaja que con la que cuentan aquellas personas con más experiencia en su sector es que el valor que pueden aportar cada día es mayor. Ese valor se traduce en conocer a otras personas y conectarse con ellas en información, conocimientos y consejos.

Los profesionales desempleados deben hacer frente a la realidad de que, si el mercado no es capaz de absorberlos en un tiempo razonable, quiere decir que no tienen las habilidades necesarias para competir con otros profesionales que luchan por la misma posición.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en manejo de redes de confianza e ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html












No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cómo mejorar mi marketing personal y empleabilidad?

¡Tu imagen es tu carta de presentación! Con respecto al marketing personal, ¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta? ...