viernes, 10 de julio de 2020

No abusemos de nuestra red de confianza


La mayoría de las personas que trabajan actualmente, tuvieron un encuentro cara a cara con el desempleo. Es normal debido a la alta competitividad en los mercados laborales, la estabilidad económica de un país o la coyuntura en la que se encuentre este. Sin embargo, y como dice el dicho: “Situaciones desesperadas, requieren medidas desesperadas”. Una de estas medidas desesperadas, usualmente, vendría a ser la ayuda por parte de tu red de confianza. 

Este término, es utilizado en el mundo laboral para referirnos a nuestro grupo de amistades o conocidos, los cuales disfrutan de una buena estabilidad económica debido a una buena posición en el trabajo. ¿Quién no ha pensado, estando en esa situación, acudir a un amigo para facilitarnos o ayudar a encontrar un puesto de trabajo? Estoy seguro que más personas de las que imaginamos.

Ahora, todo parece andar bien, un amigo te hace un favor y se agradece; o eso se supone que debe pasar. Sin embargo, todo se vuelve diferente y esa amistad que alguna vez te ayudó, se vuelve un desconocido ya sea por malas actitudes suyas o tuyas. En este artículo hablaremos sobre los riesgos de tener una amplia red de confianza y creer que podemos utilizarla a nuestro antojo o solo para nuestra conveniencia.



“Es importante recalcar que este artículo no tiene como premisa el decir que está mal tener una red de contacto, sino todo lo contrario. El problema está en el uso que le damos”

El primer error que se comete dentro de una red de confianza es pedirle trabajo directamente a un amigo. Esto no se puede hacer, ya que está catalogado como abuso de confianza. Esta red sirve, en su mayoría, para pedir consejos, feedback de lo que se puede hacer mejor en una entrevista o nos enfrentamos a una oferta laboral, mas no para pedir trabajo. Sin embargo, según un estudio, el 75% de las ofertas laborales no ven la luz y solo son circuladas a amigos y conocidos.

Otro de los errores más comunes que destruyen amistades y afectan tu círculo de confianza es la ingratitud. En muchas ocasiones, las personas que piden ayuda no vuelven a intentar comunicarse o a agradecer a aquella persona que les ayudó, ya sea consiguiéndole el trabajo (lo cual está mal) o aconsejándolo para que pueda tener un buen rendimiento y una buena presentación en su entrevista. Esto genera la decepción y el descontento de aquella persona, la cual pensará las cosas dos veces antes de volver a ayudarte o a alguien más.


Otra de las cosas que influyen negativamente en una relación de amistad inmersa en tu red de confianza es la incomodidad. Por más que sea tu amigo, no hay manera posible de saber si con tu petición la harás sentir incomoda. Es mejor ahorrar un mal momento y no dejarse llevar por la desesperación, podría hacerte perder a un amigo.
Es importante recalcar que este artículo no tiene como premisa el decir que está mal tener una red de contacto, sino todo lo contrario. El problema está en el uso que le damos. Esta red debe funcionar como una intermediaria y no como un fin. Este círculo de contactos suele demorar para poder obtener solidez, es decir, no se crea de la noche a la mañana. Sin embargo, si se destruye de esa manera, pues solo basta una palabra o una mala acción para quedar mal parado ante ella.

El ver a tu contacto un “free pass” es error gravísimo. El hecho de que pienses que las personas, por estar en mejor posición que tú, tienen la obligación de ayudarte y de guiarte a que tú también sigas sus pasos, deja mucho que desear de tu personalidad y de quién eres. Esto último, es esencial para las empresas actuales, quienes buscan personas de bien. No están interesados en personas interesadas.

Por último, lo mínimo que puedes hacer luego de recibir ayuda de tu red de confianza, siguiendo obviamente los lineamientos que este artículo defiende, es avisar y agradecer a aquella persona, pues, aunque no lo creas, y si es tu amiga, va a querer saber si te fue bien, si obtuviste el trabajo o no. Cualquiera que sea el resultado, asegúrate de hacérselo saber.

A modo de conclusión, es necesario recalcar la importancia de una red de confianza. Ellos son tu as bajo la manga cuando las cosas se pongan difíciles, pero siempre recuerda que no están en la obligación de ayudarte y mucho menos de conseguirte trabajo. Si no cumples con esto, es muy probable que los pierdas tanto laboralmente como amicalmente.

Sé siempre agradecido con aquellas personas que te ayudaron o te ayudarán en el futuro. Solo así conservarás esta ventaja que pocas personas poseen y tendrás más oportunidades de desarrollarte profesionalmente.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en Outplacement, ingresa tus datos de contacto al siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html










miércoles, 8 de julio de 2020

¿Qué debo compartir en LinkedIn?



Con más de 660 millones de miembros, LinkedIn es la sexta aplicación más grande en cuanto a usuarios a nivel mundial se refiere. Lanzada en el 2003, es la red profesional más utilizada, ofreciendo funciones especializadas en su rubro. 

El valor agregado que podemos observar en esta aplicación es que se centran en las carreras profesionales, permitiendo que los usuarios puedan encontrar ofertas laborales, compartir contenido de su agrado y poder hacer conexiones con otras personas, ya sean expertos en ciertos temas o colegas interesados. 

Si hasta este momento, has leído algo que te interesa, no dudes en seguir, pues te dotaremos de todo lo necesario para que puedas obtener un perfil agradable a la vista de los demás. 

Como toda red social, pedirá información necesaria para construir tu perfil, sin embargo, existen personas que comparten más de lo debido y eso puede traer muchos problemas.

“LinkedIn, además, te ofrece la opción de subir contenidos multimedia tales como, infografías, videos y presentaciones, los cuales siempre son más interactivos, por lo que es más recomendado”.

En comparación, nuestro enfoque está orientado a brindar las herramientas necesarias y guiarte en el proceso para saber lo que puedes compartir y lo que no:

1.      Completa tu perfil en su totalidad
LinkedIn te pedirá la información necesaria para obtener una idea de tus datos básicos; ya sea tu edad, tu grado de instrucción, tu experiencia laboral y una foto para que puedan identificarte. Si consigues completar los requisitos, puede que tengas más opción de recibir visitas.

2.  Comparte información interesante para tus lectores
Esta es una opción simple pero efectiva para hacer notar tu perfil. Si compartes noticias interesantes para tu rubro, puedes ser identificados por otros como una fuente de datos interesante para nutrirse de información ellos mismos. A medida que esto sucede, aumentan las visitas a tu perfil, tendrás más recomendaciones y tus seguidores te leerán a diario.

3.    Identifícate con una fotografía de alta calidad
Si Está demostrado que los perfiles que no cuenta con una fotografía son 30 veces menos visitados que aquellos que sí. Sin embargo, deberás tener cuidado con la foto que subes, pues puede decir mucho de ti. Si quieres que tu perfil se vea mucho más profesional, evita los selfies y emplees una fotografía más formal, con la del carnet de identidad.


4.      Interactúa con tus contactos
Si descubres un contacto interesante y crees que te puede ayudar a mejorar tu perfil, es esencial que interactúes con él, ya sea comentando sus posts, agradeciendo por tomarse el tiempo de comentar el tuyo. Esto generará un ambiente de cordialidad y será beneficioso para ti, pues te percibirán como una persona positiva.

5.      Postea todos los contenidos que puedas
LinkedIn, además, te ofrece la opción de subir contenidos multimedia tales como, infografías, videos y presentaciones, los cuales siempre son más interactivos, por lo que es más recomendado. 

6.      Mantén la ortografía impecable
Está demás decir que, si deseas que tu perfil se vea más profesional, debes cuidar algo tan básico como la ortografía. Si sucede lo contrario, la persona que ingrese a revisar tu experiencia laboral y tus datos, se llevará una mala impresión de ti y no dudará en cerrar tu perfil. 

7.      Crea tu URL de LinkedIn
Muchas personas no toman en cuenta esta opción, ya que les parece irrelevante, sin embargo, si deseas ser encontrado de una manera más fácil por las personas que visitan tu perfil, es necesario que actualices tu URL, poniendo tu nombre y apellido después del “slash”.

Hay muchas formas de poder aprovechar esta plataforma, más aún cuando tienes las herramientas a la mano para que esto se cumpla. Si sigues cada uno de estos pasos, puede que obtengas lo que estés buscando.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en Linkedin, ingresa tus datos de contacto al siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html





lunes, 6 de julio de 2020

Razones para apostar por el Outplacement


“Outplacement la mejor apuesta”

Mucho se habla en Recursos Humanos del talento, de cómo atraerlo y de cómo fidelizarlo. Pero nada se dice sobre cómo gestionar cuando éste sale de la compañía. El outplacement es una de las herramientas de las que disponemos para ayudar a los trabajadores en su salida.

Cada año son muchas las empresas que establecen nuevos objetivos y metodologías a desarrollar durante el nuevo curso. Algunas de esas medidas giran en torno a la forma de trabajar, intentando conseguir el mayor rendimiento por parte de los profesionales, aumentando así la productividad. Una de ellas es la creación y potenciación de entornos colaborativos, gracias a las nuevas tecnologías y a su gran penetración el ámbito laboral y personal.

Cada vez más, las personas cambian de empresa varias veces a lo largo de su vida profesional. Eso implica que cada nuevo reto ha estado precedido de una desvinculación de otra organización, que puede ser fruto de un despido o, simplemente, de una no renovación de contrato. En todos estos casos, es conveniente afrontar la marcha de un trabajador como una etapa más de su paso por la empresa. Esto es lo que buscan las empresas que apuestan por el outplacement, con la que los despidos ya no son un adiós de la noche a la mañana. 

El despido tiene un impacto emocional muy fuerte en el profesional. Un empleado espera que, de producirse la salida de su empresa, se deba a uno de estos tres posibles escenarios: una decisión personal, una oportunidad laboral que no pueda rechazar o su pertinente jubilación. Desgraciadamente, aunque el trabajador esté desempeñando un buen trabajo, este no siempre es el caso. En ciertas ocasiones, las compañías llevan a cabo un proceso de reestructuración o se ven obligadas a negociar despidos por causas no disciplinarias. Eso no quiere decir que las empresas tengan que afrontar con una actitud fría e indiferente lo que conlleva la toma de este tipo de decisiones, sobre todo, de cara al trabajador. Las firmas disponen herramientas para hacerse en parte responsables y ayudar a que el futuro laboral del empleado sea mejor. La recolocación laboral, popularizada bajo el nombre anglosajón "outplacement", es una de ellas.

El outplacement es un servicio planteado desde el marco de los Recursos Humanos dirigido a la recolocación, reubicación o reinserción laboral de los profesionales afectados por procesos como reestructuraciones, deslocalizaciones o recortes en las compañías. Se trata de una alternativa a la que cada vez más firmas deciden recurrir en busca de reducir el impacto negativo que tienen este tipo de procesos en el personal afectado. Gracias a ella, las compañías pueden contribuir a mejorar aspectos como la empleabilidad de los profesionales y la identificación de habilidades y competencias que lleven a estos hacia a nueva etapa profesional y exitosa. En otras palabras, estos programas permiten que el empleado encuentre un nuevo puesto de trabajo en un periodo más corto de tiempo. Asimismo, esta alternativa también incluye una asistencia psicológica encaminada a que los profesionales puedan superar las emociones negativas que genera la pérdida de un trabajo: la frustración, los pensamientos negativos, la baja autoestima, una depresión, etc.
¿Qué lleva a una empresa a apostar por el "outplacement"? 
Una compañía que apuesta por la recolocación de estos empleados demuestra un mayor compromiso moral y humano hacia el conjunto de la organización. La empresa asume una responsabilidad de la que no tiene que hacerse cargo desde el punto de vista legal (siempre y cuando no se trate de un ERE que afecte a más de 50 personas), pero que sí pone de manifiesto sus valores éticos: la compañía no abandona a su suerte a los empleados cuando estos ya no son imprescindibles.  El resto de empleados, los proveedores, los clientes y los inversores pueden valorar positivamente este enfoque. A través de él, la empresa está enviando un mensaje a aquellas personas que son clave para que el trabajo salga adelante y la productividad de la empresa no decaiga.

Si una empresa destina recursos a esta actividad es porque espera obtener unos beneficios. Aparte de contribuir a mejorar la reputación e imagen de empresa, el outplacement ofrece otras ventajas a las organizaciones, por ejemplo, ayuda a reducir la conflictividad que puede producirse tanto dentro (mal ambiente laboral, tensiones, bajada de la productividad, etc.) como fuera de las puertas de la compañía (huelgas, negociaciones complicadas, mala publicidad, etc.). En vista de que la empresa no se desentiende completamente del trabajador, las negociaciones de salida de estos empleados se vuelven más sencillas.

Por su parte, este servicio también ofrece diferentes beneficios a los empleados que se han visto afectados por un despido. Gracias a los programas de recolocación laboral, estos trabajadores pueden: potenciar sus competencias, descubrir sus puntos fuertes, mejorar los débiles, adquirir una perspectiva general del mercado laboral y enfrentar la nueva situación con más herramientas a su disposición. De esta forma, lo que en principio es tomado como un proceso traumático puede acabar convirtiéndose en una oportunidad para dar un salto laboral. No obstante, este enfoque también puede interpretarse como una normalización y racionalización del despido laboral que, no cabe olvidar, junto con el duelo familiar y las mudanzas, supone una de las situaciones que pueden causar más estrés.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en Outplacement e ingresa tus datos de contacto en el siguiente link:

https://iboutplacement.com/contactenos.html







viernes, 3 de julio de 2020

Outplacement: Una herramienta importante en el proceso de recolocación


En algún momento de tu vida profesional, tarde o temprano, habrás descubierto lo difícil que es atravesar por un periodo de transición laboral. 

Las compañías están operando en tiempos impredecibles. Buscan alinear la estrategia de talento con los objetivos de negocio en las organizaciones, puede ser frecuente encontrarse reestructuraciones y recortes. El outplacement es una práctica consolidada que ayuda tanto a la empresa en proceso de cambio como a los empleados afectados. Desde que se introdujo en el año 1969, la industria ha madurado para proporcionar servicios diferenciados a las necesidades de cada empleado, independientemente de su nivel de responsabilidad. 

El outplacement, utilizado como una parte del plan estratégico, se convierte en un beneficio que minimiza la rotación, mantiene la productividad, demuestra respeto y compromiso con el talento reforzando su imagen de marca ante los empleados.

¿Por qué las empresas utilizan el outplacement?
Hasta ahora, no ha habido nunca una demanda tan importante de outplacement de calidad. En la actualidad el 73% de las empresas de todo el mundo ofrece outplacement. El 83% de las empresas americanas ofrece servicios de outplacement aun cuando están eximidos por ley, frente al 61% de las empresas europeas y el 61% en empresas de Asia/Pacífico. 

¿Por qué las empresas ofrecen el outplacement? El 71% de los empresarios lo contratan porque “es lo correcto”, seguido del 69% que cree que “es una acción positiva para fidelizar a los empleados”. El 67% considera que así “se aseguran de que sus antiguos trabajadores reciben la formación y desarrollan las habilidades necesarias para conseguir la transición profesional de manera rápida y con éxito” y el 49% de los empresarios también cree que el outplacement “aporta sentido al negocio”. 

Como es bien sabido por todos, "el trabajo de buscar empleo es quizás uno de los más duros que se pueden afrontar, dado que puede llegar a ser desalentador, deprimente y descorazonador"

Al mismo tiempo, la persona que se encuentra en transición laboral tiene que afrontar la situación en una coyuntura en la cual su autoestima y motivación no están en su mejor momento. Por otro lado, la inmensa mayoría de personas nunca han recibido ninguna capacitación, orientación o apoyo sobre qué estrategias y herramientas usar para recolocarse en el mercado.



Este problema se presenta también en profesionales que se sienten estancados en un empleo y que por más que se esfuerzan no consiguen uno mejor (manteniendo o reorientando sus carreras), lo cual alarga su insatisfacción, afecta su motivación y disminuye su propio desempeño, poniendo en riesgo su puesto actual. Esto crea un círculo vicioso, ya que ese mismo puesto es codiciado por otras personas que desean recolocarse.

“El outplacement, una vía rápida hacia el empleo”

¿Qué hacer entonces?, ¿De qué manera cualquier profesional (ya sea una persona con empleo que desea encontrar uno mejor, o un profesional que está atravesando por una etapa de transición laboral) puede afrontar de manera eficaz y eficiente todas esas situaciones?... el contratar un servicio de consultoría en outplacement ha demostrado ser la mejor estrategia para seguir.

¿Qué debería incluir un buen servicio de outplacement?
Un buen programa de outplacement tiene que estar diseñado para brindar todas las herramientas y estrategias necesarias para incrementar la efectividad profesional, elevar la empleabilidad y llevar a cabo una búsqueda laboral exitosa.

El consultor contratado debe ser capaz de asesorar y acompañar a la persona a lo largo de su proceso, para que pueda ser manejado de manera eficaz y eficiente.

Los grandes frentes que deben trabajarse, en conjunto con sesiones personalizadas de consultoría, son los siguientes:

1) Estrategia de aproximación al mercado

2) Gestión de redes de contactos

3) Entrevistas de selección

4) Marketing Personal

Asesórate con nuestros coaches y expertos en Outplacement e ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html

miércoles, 1 de julio de 2020

¿En qué me puede ayudar el Outplacement?


El proceso de despido, para una persona, puede ser tedioso e incluso frustrante, sin embargo, existe una salida que te libera de todas esas tensiones y te permite mirar hacia delante para no enfocarte en el problema, sino en la solución.

El outplacement nace con esa definición, es una salida y una oportunidad para aquellas personas que pasan por un proceso de despido. Todo el mundo desea sentirse motivado y más aún cuando debe enfrentarse a una situación complicada como una entrevista de trabajo.

"El Outplacement brinda la información y las herramientas necesarias para una correcta toma de decisiones a la hora de considerar distintas ofertas laborales”.

Hoy nos enfocaremos en los beneficios que brinda este procedimiento para la empresa y para el trabajador. Está demás mencionar que no existe definición negativa para esta herramienta, es puramente positiva.

En la empresa:
Podemos empezar por la empresa, quien debe velar por un trato humano y correcto para sus trabajadores y también para quienes dejaron de serlo. Gracias al outplacement, la empresa no tiene la preocupación de hacer sentir mal a las personas despedidas, sino que les ofrece una solución viable y positiva para su futuro.

Además, y en relación a lo antes mencionado, la empresa transmite una imagen positiva tanto para su interior (trabajadores y colaboradores), como para el exterior (futuros aspirantes, clientes y las mismas personas despedidas).

Por otro lado, minimiza el impacto negativo dentro de la empresa, ya que algunos trabajadores que pueden sentirse amenazados o preocupados en ser los siguientes, se den cuenta que, si en algún momento les toca pasar por lo mismo, la empresa no les dara la espalda.

De alguna u otra manera, es una buena inversión si se tiene en cuenta la publicidad positiva y la imagen de una empresa socialmente responsable. Todo esto, gracias a priozar la preocupación por el bienestar de sus trabajadores e incluso con quienes ya no forman parte de la empresa.

En el empleado:
Muchos de los empleados despedidos no entienden el motivo de la decisión y suelen asociarlo con la frialdad y maldad de los dirigentes. Sin embargo, gracias al Outplacement, esos pensamientos negativos se disipan y se vuelven completo entendimiento, más aún cuando nos encontramos en una situación como la actual. 

Ahora bien, quizás este sea el punto más importante, ya que el Outplacement brinda la información y las herramientas necesarias para una correcta toma de decisiones a la hora de considerar distintas ofertas laborales. Gracias a esto, el postulante puede enfrentar situaciones complejas como entrevistas de trabajos, demostración de capacidades y demostración de confianza en sí mismo.

Otra cosa que no debemos dejar de lado a la hora de hablar sobre los beneficios del Outplacement, es que no solo brinda una asesoría grupal cuando se trata de un grupo grande de personas, sino que permite a la persona individual, poder resolver todas sus dudas laborales en base a una atención personalizada, en donde se enfatizan sus capacidades, su experiencia, su potencial y lo que puede llegar a conseguir.

Por último, el Outplacement salva a la persona de sufrir el síndrome del post-despido. En su mayoría, las personas que pasan por este proceso suelen manifestar síntomas como estrés, cansancio, preocupación o cólera. Todo esto debido a que se siente abandonado por la empresa a la que le dedicó su esfuerzo y no sabe cómo afrontar la situación.

Luego de repasar los distintos beneficios que ofrece el Outplacement en ambos niveles, es necesario incentivar a las empresas que aún no normalizan este servicio, pues es de vital importancia entender las necesidades de los empleados y no abandonarlos en una de las situaciones más difíciles. Esto, como ya hemos visto, resulta beneficioso para ambas partes, pero puede ser una excelente oportunidad para las empresas en crecer como responsables socialmente, reflejando una imagen positiva ante el mercado laboral y los clientes; además de servir como trampolín en cuanto a marketing.


Asesórate con nuestros coaches y expertos en Outplacement e ingresa tus datos de contacto al siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html











lunes, 29 de junio de 2020

¿Por qué es importante el acompañamiento de programas Outplacement en el proceso de despido?


Introducción:
Quien alguna vez en su vida ha tenido el infortunio de saber lo que es ser despedido, entenderá lo difícil del proceso tanto al momento en el que sucede como las preguntas que deja: ¿Ahora qué? ¿Cómo haré para encontrar otro trabajo? ¿Alguna vez podré recuperarme? Afortunadamente, hoy en día, existen los programas de Outplacement. Estos, consisten en asesorías personalizadas con la única finalidad de brindarle a la persona despedida, las herramientas para poder recolocarse en el mercado laboral.

Desarrollo:
Ya explicado, líneas arriba, el propósito de los programas de Outplacement, es necesario retomar el tema por el lado del público objetivo. Normalmente, los que solicitan este servicio son empresas que están en proceso de reducción de personal (como podemos ver seguido hoy en día debido a la crisis) y que no desean ver partir a sus empleados sin antes ayudarlos mediante un taller grupal. En este caso, el foco principal está en dar algunos consejos pertinentes a la hora de buscar trabajo, ya sea con una búsqueda eficaz, tips para tener un buen CV o entrenarlos para saber que hacer o decir mientras se encuentren en una entrevista de trabajo. Por otro lado, este servicio también puede ser solicitado por personas que no sientan suficiente el trabajo que tienen actualmente, es decir, necesitan un nuevo rumbo en su perfil profesional a través de un programa individual. En esta modalidad, se realiza, junto al profesional, un diagnóstico en el ámbito personal y profesional. Además de esto, se brindan herramientas para realizar un Networking efectivo y cómo sobrellevar una negociación de carta oferta para un nuevo empleo. 

Es importante recalcar, además, lo que las empresas evitan a sus trabajadores con estos programas. La depresión, preocupación y estrés son sentimientos que se manifiestan luego de perder algo importante como lo es el trabajo.

Llenarse de dudas como las planteadas al inicio de este artículo solo retrasan y bloquean el camino para levantarse y seguir adelante sabiendo que algo mejor llegará”.

Es interesante el cambio de mentalidad cuando se afronta este proceso teniendo en cuenta que, aunque aún no hayas salido de tu trabajo, estás preparado y tienes confianza en ti mismo para volver a enfrentarte a la competencia laboral y salir vencedor.
Otro factor importante y favorable para la empresa y el empleado es evitar el conflicto social entre ambos, ya que, desde la perspectiva del empleado, la empresa se preocupa por su bienestar y busca una solución factible que, de alguna manera, suple el sinsabor del despido por una aspiración a mejora. Además, la imagen de la empresa queda intacta e incluso mejora, debido a que los empleados no sentirán rechazo ni odio, por lo que no hablarán mal de ella, sino todo lo contrario. También, la imagen de la empresa quedará bien ante otras empresas, ya que la reubicación de trabajadores permitirá demostrar que estos demuestren las habilidades adquiridas durante el tiempo que estuvieron en su anterior trabajo, resaltando la buena logística y el manejo de situaciones de tensión ante un problema. 

Un último beneficio del que podríamos hablar es que enfatiza el compromiso moral y humano de la organización con el personal que sale y con él que permanece, ya que brinda un mensaje de apoyo y de que sus empleados siempre estarán primero.

Los programas de Outplacement han llegado para quedarse, debido al bien que generan tanto para la empresa como para la persona. Es indispensable y responsable socialmente, permitir que todas aquellas personas que pasen por un proceso de despido, tengan la oportunidad de vivir esta experiencia, ya que esto generará una alta competencia laboral y, por lo tanto, desembocará en empresas mejor constituidas debido al arduo y excelente trabajo que realizaran mejores profesionales. Es necesario, pues, inculcar a las empresas sin excepción a adoptar estos comportamientos no solo por obligación, sino por empatía y preocupación hacia los agentes más importantes que existen dentro de ellas: Los empleados.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en programas de Outplacement e ingresa tus datos de contacto al siguiente link: 
https://iboutplacement.com/contactenos.html


viernes, 26 de junio de 2020

Gestión emocional frente al cambio


¿Gestión Emocional?
La gestión emocional muestra la habilidad de una persona para conocerse a sí misma, controlar sus estados de ánimo, tener una gestión eficaz de sus emociones para poder vivir con una mayor serenidad.

Este autoconocimiento también es la base para potenciar las relaciones personales positivas. El concepto de gestión emocional muestra la habilidad de aquellas personas que son dueñas de sus emociones y no esclavas, es decir, no viven condicionadas por sus impulsos de cada momento, sino que a través del propio conocimiento se comprenden mejor a sí mismas.

Es importante hacer una distinción vital en este tema, gestión de las emociones no implica para nada “control de las emociones” que muchas veces termina en un proceso de negación o supresión de los impulsos que determinadas emociones generan en ti, estos procesos de supresión únicamente van a fortalecer los ciclos negativos que puedan causarte.

De hecho, un punto vital para los procesos de autoconocimiento emocional es precisamente no controlar las emociones, en lugar de eso, observarlas y fluir para poder transmitirlas.

«Como seres humanos, todos queremos ser felices y estar libres de la desgracia, todos hemos aprendido que la llave de la felicidad es la paz interna. Los mayores obstáculos para la paz interna son las emociones perturbadoras como el odio, apego, miedo y suspicacia, mientras que el amor y la compasión son las fuentes de la paz y la felicidad»


Para lograr la gestión de las emociones debes llevar a cabo una serie de procesos internos previos, estos te van a servir para identificar las emociones, qué detonantes las generan en ti, qué síntomas causan, cómo manejarlas de la mejor manera y finalmente, qué beneficios puedes sacar de cada una de ellas.

Recuerda que no son solo las emociones “positivas” las deseables, incluso la tristeza hace una revelación.

Veamos cuál es el proceso correcto para fortalecer tu gestión emocional:

  • Lo primero que debes vivir es la etapa de experimentación, esto consiste en permitir sentir una emoción fuerte, en lugar de controlarla, es necesario vivirla para traspasarla.
  • Siempre que decides suprimir una emoción pensando que eso te dará “control emocional” solo estás repitiendo su ciclo. Otra alternativa es que surja una emoción sustitutiva para desconectarnos del malestar inicial. En cualquier caso, al rechazar una emoción, está regresará con más fuerza tarde o temprano.
  • Permítete observar tus impulsos emocionales. Esto puede resultar algo incómodo y te va a sacar por completo de lo que es tu “zona de confort emocional”. Sé paciente.
  • Cuando has sentido plenamente tus emociones es momento de analizar qué es realmente lo que sucede en ti, se trata de observarte sin juzgarte, sin culparte.
  • La clave de la inteligencia emocional es el autoconocimiento así que observarte durante los episodios más intensos va a ayudarte.
  • La aceptación es lo que sigue, el entender que tus emociones son una consecuencia de tus pensamientos.
  • No es sencillo, tampoco es rápido, pero recuerda que los resultados son para toda la vida. Vivir desde la paz interior merece la pena.


¿GESTIÓN DEL CAMBIO?

La Gestión del Cambio es, cada vez menos, un aspecto puntual en la cronología de una organización, y más un proceso que debe incorporarse en el día a día de la misma. Para gestionar el cambio de manera ágil y eficaz, los líderes deben contar con la información idónea en el momento oportuno.












Es así que surge la gestión del cambio, un enfoque sistemático que se encarga de lidiar con la transición o transformación de los objetivos, procesos y tecnologías inmersos en una empresa. Tiene como propósito implementar estrategias para efectuar el cambio, controlarlo y ayudar a los colaboradores a adaptarse al mismo. Estas estrategias incluyen un procedimiento estructurado para realizar la transformación, así como un mecanismo para responder a las solicitudes y darles seguimiento.

¿Por qué implementar la gestión del cambio en una empresa?

Aumenta el éxito de proyectos e iniciativas. 
Además, mejora la capacidad de una organización para adaptarse a los cambios constantes que sufre el mercado. 

Permite aprovechar el talento humano.
 Al estandarizar la consistencia y eficiencia del trabajo, la gestión del cambio se asegura que el activo de los colaboradores no sea pasado por alto. A medida que se producen cambios en la compañía, los empleados son capacitados para comprender sus nuevos roles y construir una cultura orientada al cambio.

Garantiza el crecimiento organizacional.
La gestión del cambio fomenta la estabilidad, posicionamiento y el crecimiento futuro de la empresa, al permitirle permanecer dinámica en el mercado.

Facilita los periodos de cambio comercial. 
Permite a las compañías mantener un estado constante de evolución. De este modo, los trabajadores permanecen motivados y productivos durante la introducción de nuevas tecnologías o procedimientos.

Aumenta la moral de los empleados. 
Impulsa la creación de equipos de trabajo y el enriquecimiento laboral. Gracias a estos factores, la productividad y la calidad de trabajo se ven beneficiadas, reduciendo los ciclos de producción.

Reduce los costos de una organización. 
Al tener colaboradores preparados para los cambios que se llevarán en los procesos, las empresas no necesitarán contratar personal externo. Eso permite la disminución de costos y la retención y satisfacción de los empleados.

La gestión del cambio es un procedimiento complejo que requiere una planificación detallada y con metas definidas. Para desarrollarla de manera efectiva, es importante que las compañías trabajen de la mano con sus colaboradores, ya que son ellos los que empezarán a implementar los cambios en los procesos. Tenerlos en cuenta no solo los mantendrá motivados, sino también fomentará el alcance de los objetivos estratégicos.

Asesórate con nuestros coaches y expertos en gestión comercial, ingresa tus datos de contacto en el siguiente link: https://iboutplacement.com/contactenos.html





























¿Cómo mejorar mi marketing personal y empleabilidad?

¡Tu imagen es tu carta de presentación! Con respecto al marketing personal, ¿Qué es lo más importante que debemos tener en cuenta? ...